Ortopedia funcional de los maxilares en Curicó

Especialistas en ortopedia funcional de los maxilares

En Ortodoncia y Ortopedia Dra. Loreto Ibarra a continuación le ofreceremos información sobre nuestro servicio de ortopedia funcional de los maxilares.

¿Qué es la Ortopedia funcional de los maxilares (OFM)?

La Ortopedia Funcional de los Maxilares (OFM) es una especialidad de la odontología que se estudia y aplica en Europa desde 1879, pero que comienza recientemente a adquirir fuerza en nuestro país. La OFM se orienta al estudio, prevención y tratamiento de los desequilibrios de los huesos de la cara, mal posiciones dentarias, bruxismo y funciones alteradas (disfunciones) de los músculos de la cara, cuello y lengua (masticación, fonación, respiración y deglución).

Los postulados son los del Dr. Claude Bernard "la función hace la forma y la forma propicia la función". La OFM hace uso de aparatos ortopédicos funcionales (placas) diseñados para cada paciente para corregir las funciones musculares. Al estar dentro de la boca producen estímulos suaves e indoloros, cuya finalidad es corregir la función de los músculos, lo que estimula un remodelado de los huesos que afirman los dientes, logrando así una correcta posición dentaria, generalmente sin necesidad de hacer extracciones de dientes.

Esta terapia requiere muchas veces la intervención de kinesiólogo, fonoaudiólogo y traumatólogo, pues, en general, los problemas de mal posición dentaria son consecuencia de alteraciones posturales y funcionales (masticación, respiración, deglución) que en algún momento impidieron el correcto crecimiento del individuo.

Edad en la que se puede realizar el tratamiento

No hay edad preestablecida para el tratamiento, pero los resultados son mejores cuando más pequeño es el niño; desde los 4 años ya cooperan con el tratamiento, lo anterior se explica porque la cara, entre los 6 y 7 años, ya casi ha completado su desarrollo, por tanto se aprovecha todo el potencial de crecimiento del paciente. Esta es la razón por la que son indispensables los controles cada 6 meses, desde los 2 años, para ir supervisando el crecimiento y desarrollo de huesos y dientes, siendo los 5 y 11 años edades críticas, pues es cuando hay recambio dentario y todo diente definitivo debe quedar en una posición que no interfiera el correcto desarrollo de los huesos que los sostienen.

En la adultez se recomienda especialmente en los problemas de articulación temporomandibular, articulación de la mandíbula, bruxismo y dolor de la musculatura de la boca y la cara.

Tiempo que dura el tratamiento

El tratamiento dura según el problema que se deba corregir, la edad del paciente y su nivel de cooperación. El promedio es entre 6 y 18 meses.

Recalcamos la importancia de un control odontológico en el niño desde los 2 años, en que el dentista supervise el desarrollo de la cara, huesos y dientes. Esto debe ser tan habitual como el control con el pediatra. La finalidad es supervisar para diagnosticar de manera temprana una anomalía y así prevenir daños mayores, pues tenemos la ventaja de que al trabajar con un niño que aún crece, haciendo intervenciones no invasivas, se redirecciona un correcto desarrollo.


No dude en visitar nuestro centro odontológico en:

Carmen 752, of. 704

Ortodoncia y Ortopedia Dra. Loreto Ibarra ortopedia funcional de maxilares